InicioIntroducciónPastelPapelBlogPaisajesMarañonesAbstractosTroncosBotellasFloral y otrosFloral 2PollerasBodegonesRetratosContáctenosPinturas - Noche de Arte 2012Noche de Arte 2014MariposasSerie Espíritu Santo 2016

NOCHEDELUNA2.jpg

PASTEL BLOG
(Para recibir automáticamente nuevos mensajes del Pastel Blog a medida que estén disponibles, hacer click en la casilla "XML" al final de esta página, o enviar la frase "Pastel Blog" por email desde la sección "Contáctenos" de este sitio).

Archive Newer | Older

Monday, January 19, 2009

Proteja sus manos al pintar con pasteles

Es tentador pintar con las manos desnudas, sin guantes...pero terminamos pagando un precio.  Primero, largas sesiones de limpieza de manos, tratando de remover esas pintorescas manchas de color, sobre todo aquellas que terminan debajo de las uñas.  Segundo, la terrible resequedad que produce el pastel si no se utiliza con algún tipo de barrera en las manos.  Y tercero, el riesgo de toxicidad en el caso de pasteles que se fabrican con pigmentos tóxicos (en especial si se tiene alguna cortada en las manos al manipular el pastel.  Si es su caso, cubra bien esa cortada antes de comenzar a pintar!). 

Por estas razones, uno de los principales desafíos del pastelista es el ciudado de las manos, su principal instrumento de trabajo después del pastel.   Ahora bien, en el mundo del pastel todo tiene solución, y el cuidado de las manos no es la excepción.

Existen varias alternativas que pueden intentar hasta encontrar la que más se adapte a su estilo y a su concepto de comodidad:

1. Sostenedores de pastel:  Para algunas pocas marcas de pastel se han diseñado sostenedores (holders).  Están hechos para insertar el pastel y así no tener que tocar el pastel directamente al pintar, sino el extremo del sostenedor en donde éste se ha insertado.  Esto se utiliza en algunos pasteles de constitución dura como los Holbein.  No sirven para todas las marcas porque toman en cuenta el grosor específico de un fabricante.   

2. Finger Cots:  Para describirlos de alguna manera, son pequeños pedazos de latex diseñados para meter solo los dedos, aproximadamente hasta la mitad del dedo.  Así cada dedo queda aislado del pastel,  reduciéndose el problema   de las manchas y la resequedad.  Los finger cots vienen en bolsitas con varias docenas de piezas.  Son bastante económicos.  El inconveniente es que luego de un rato pintando provoca quitarse el finger cot por la presión que genera sobre los dedos.  Lo que yo hago cuando uso este tipo de barrera es cambiarlos al cambiar de color para no manchar la siguiente barra de pastel (y de paso para que los dedos respiren un rato!), y para poder difuminar sin mezclar el color previo con el nuevo.  Después de la yema de los dedos he encontrado que los finger cots son la siguiente mejor herramienta para difuminar cuando el tamaño del área a difuminar lo permite (tómese en cuenta que en áreas muy pequeñas un esfumino es más eficaz).  Un truco para evitarse el apretón de los dedos es usar el finger cot como un sostenedor de pastel. O sea, ponga el finger cot en un extremo del pastel y no en sus dedos!  

3. Cremas "barrera" (barrier creams):  En la industria del arte existen productos conocidos como cremas "barrera". Como su nombre lo indica, son cremas que se aplican sobre las manos para crear una película alrededor de ellas para mantener separados el pastel de la piel, a pesar de que se sostenga el pastel en las manos.   De esa forma se mitiga la resequedad. Es recomendable volver a aplicar la crema mientras se pinta cuando notamos que la dotación anterior va desgastándose.   Entre las más populares están las cremas "Gloves in a bottle", "Savvy Safer" y "Artguard" de Winsor and Newton.  Se nota la diferencia en las manos al día siguiente cuando se pinta con una crema barrera y cuando no.  También ayuda al problema de la resequedad utilizar al finalizar nuestro trabajo algún jabón suave con propiedades humectantes o acondicionadoras de manos.  

4. Guantes: Por supuesto también está la opción de utilizar guantes, aunque hay a quienes les resulta incómodo.  Los guantes de latex  muy delgados y ceñidos son los más recomendables, ya que facilitan la manipulación del pastel a diferencia de los más gruesos.

Cualquiera sea su preferencia, preocúpese de proteger su manos cuando pinta...las va a necesitar  en su jornada por el mundo del pastel!  

Feliz semana.  

A. Bárcenas

10:48 pm est 


Archive Newer | Older