InicioIntroducciónPastelPapelBlogPaisajesMarañonesAbstractosTroncosBotellasFloral y otrosFloral 2PollerasBodegonesRetratosContáctenosPinturas - Noche de Arte 2012Noche de Arte 2014MariposasSerie Espíritu Santo 2016

NOCHEDELUNA2.jpg

PASTEL BLOG
(Para recibir automáticamente nuevos mensajes del Pastel Blog a medida que estén disponibles, hacer click en la casilla "XML" al final de esta página, o enviar la frase "Pastel Blog" por email desde la sección "Contáctenos" de este sitio).

Archive Newer | Older

Wednesday, December 30, 2009

Difuminar o no difuminar...

La pregunta del millón...se debe difuminar o no al pintar con pasteles?   Hay quienes consideran que difuminar es natural en pasteles debido a sus cualidades físicas, entonces por qué no aprovechar esa técnica... otros consideran que al difuminar gran parte de o toda la obra hace que ésta pierda vivacidad, una de las principales cualidades del pastel que los sitúa en calidad de brillo por encima de los otros medios. Por último, hay quienes consideran que difuminar un poco aquí y allá, sin exagerar, puede funcionar bien, pero prefieren que la apariencia de pastel no difuminado sea lo que predomine. 

Indudablemente, nada impide el difuminado cuando se trabaja con pasteles.  Es más, la mayoría de los libros que he visto en los cuales se describen las formas de aplicar el pastel incluyen como una de esas formas el difuminado.   En inglés, se denomina "blending" cuando dos o más colores de pastel se combinan entre sí vía difuminado (con un dedo, con un esfumino o incluso con una barra de pastel).   

He visto a varios pastelistas reconocidos de los Estados Unidos difuminar parte de sus obras, en búsqueda de distintos efectos.  En algunos casos es para sacar de foco alguna parte de la obra, en otros casos para crear algún efecto atmosférico o reflejos en el agua, en otros casos simplemente para suavizar bordes o la apariencia en general de algún objeto, o incluso para darle una apariencia "painterly" (como de pintura líquida) a la obra.

En mi caso, difuminar mucho o poco depende del tipo de trabajo que estoy haciendo.   En mis troncos el difuminado es esencial para lograr la textura deseada, y el resultado final representa la simbiosis perfecta entre el difuminado y el tipo de papel que utilizo.  En los troncos los trazos crudos de pastel se limitan al mínimo, apenas lo necesario para restablecer la vivacidad a un área recién difuminada.    En otros trabajos, por ejemplo, en florales, trato de difuminar lo menos posible para lograr un efecto distinto, algo más crudo, buscando crear más contraste.

En todo caso, el difuminado es cuestión de gusto y de técnica. Es una herramienta más que tiene el pastelista a su alcance para darle forma a su visión y, por lo tanto, será la obra misma la que al final le diga al expectador si el difuminado fue adecuado o no.

Hasta la próxima. Feliz año a todos.
11:41 pm est 


Archive Newer | Older