InicioIntroducciónPastelPapelBlogPaisajesMarañonesAbstractosTroncosBotellasFloral y otrosFloral 2PollerasBodegonesRetratosContáctenosPinturas - Noche de Arte 2012Noche de Arte 2014MariposasSerie Espíritu Santo 2016

credo.jpg

El  pastel es uno de los medios más antiguos que ha utilizado el hombre para expresar el arte.  En la actualidad existen pasteles que datan de hace siglos en perfecto estado y colores  vibrantes de inigualable belleza.  

El pastel es pigmento de color en forma de barra y, como tal, se aplica directamente sobre el soporte o superficie de trabajo.  Por eso se dice que el pastel es el medio que más directamente expone al artista al pigmento de color.   Y también por eso es que el color de una obra en pastel es particularmente vibrante, ya que el pastel, al estar conformado por finas partículas que microscópicamente forman una superficie con textura (y no plana como ocurre con algunos medios líquidos),  hace que la luz se refleje sobre el papel en todas direcciones provocando un efecto de mayor luminosidad e intensidad de color.

El pigmento que se usa para producir una barra de pastel es el mismo que se utiliza para hacer pintura al óleo o acrílica, con la diferencia de que el pigmento, una vez convertido en barra, permanece seco para su aplicación.   Para hacer la barra de pastel se utiliza un poco de pegamento para que ésta no se desmorone en su aplicación.   Además, algunos  fabricantes de pasteles profesionales incluyen  en la mezcla del pastel un fungicida para hacer  el pastel más tolerante al moho (las  manchitas oscuras que a veces salen en la superficie de una pintura o en la viñeta).  

El riesgo de que aparezca moho en una obra de arte no es exclusivo de las obras realizadas en pastel.  Lo mismo puede ocurrir con obras en otros medios como el óleo o el acrílico. 

En el caso del pastel, el vidrio dentro del cual está alojada la obra protege la superficie de la obra del ataque directo de esporas de moho que puedan encontrarse en ciertos ambientes, pero esto no significa que desparece totalmente el riesgo de crecimiento de moho,  especialmente si las condiciones del lugar donde se coloca la obra no son las adecuadas.   Por ello es recomendable tomar las siguientes previsiones para reducir  el riesgo lo más posible en ambientes como hogares y  oficinas:

  • No colocar la obra en un lugar oscuro o donde exista humedad significativa (por ejemplo, un closet, un depósito o un armario). En lugar de ello, seleccione un lugar iluminado, pero que no reciba la luz directa del sol. La luz directa del sol puede hacer que los colores de una pintura (pastel, óleo o acrílico) pierdan su saturación o se desvanezcan con el paso del tiempo. Si bien es cierto muchos de los pasteles profesionales se fabrican ya con pigmentos con un alto grado de resistencia al desvanecimiento por la luz y que incluso algunos pigmentos se comercializan como color permanente, aún así es recomendable no exponer ninguna pintura a largos períodos de luz solar directa.
  • Preferiblemente, no colocar la obra en paredes de balcones o terrazas "abiertas" por largos períodos de tiempo, sobre todo si el área se humedece con la lluvia con facilidad.
  • Permitir que la obra tenga buena ventilación. Para ello se recomienda separar ligeramente la obra de la pared donde la vaya a colocar con puntos de goma o corcho (que se consiguen en cualquier ferretería o tienda de artículos de casa) en las cuatro esquinas de la parte de atrás del marco, en la parte que mira hacia la pared. Esto dejará un pequeño espacio entre la pared y el marco por donde circulará el aire y reducirá el riesgo de que las esporas de moho se asienten en la obra por falta de ventilación.

Las dos primeras recomendaciones también pueden ser de utilidad en el caso de óleos y acrílicos que posea.